La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

SER JUEZ O JUEZA NO ES SINONIMO DE SER JUSTO

Publicado 20/04/2022

Este artículo explora el abuso que los jueces y juezas que realizan al dictar sentencias en nuestro país llamado España.

 
Este artículo explora el abuso que los jueces y juezas que realizan al dictar sentencias en nuestro país llamado España. Las relaciones entre los infractores y las medidas de prisión deben dictarse de manera racional y proporcional al delito y las circunstancias que lo rodea, no se puede sobre poblar las cárceles con el pretexto de combatir la delincuencia. No se debe ver como única opción la privación de libertad y, dejar en libertad a unos y privar a otros de ella cuando las mismas penas o delitos son similares.
Tenemos una sociedad degrada en sus valores, por un sistema político sustentado en la simulación y en la inmoralidad, que más que querer aplicar justicia, parece que desean complacer a ciertos sectores que ven en la encarcelación un método de venganza más que de reinserción. Leyes injustas, penas desproporcionadas, tanto peca el juzgador y legislador por mucho, que por poco. Se castiga brutalmente a unos y, se es indulgente con otros, todo con relación al juzgador y la simpatía que pueda procesar con el juzgado...no lo se.
 
 
 Soñar es gratis, deberíamos hacerlo más, pero en este aspecto, con un cambio en el sistema judicial, político y económico, que conllevaría a mejorar la mala situación que atravesamos y que ha causado serios daños a nuestra sociedad y a tantos ciudadanos victimas de la injusticia. Por tal motivo, nuestra sociedad, debería exigir repuesta inmediata de la justicia sobre la delincuencia y el sistema judicial que actúa, pero lo hace con venganza, considerando a casi todos los casos como graves que alarman a la sociedad. Esta forma equivocada de aplicar la justicia conlleva a que los jueces y juezas abusen al dictar la sentencia, y a veces, inclusive la prisión preventiva.
 
La justicia debe ser justa, humana, sabia y con sentido de la igualdad. Ser justo es dar a todos la misma oportunidad, para ello debemos tratar a todos por igual, cosa que no siempre se hace.
 
La justicia y los que la aplican, como parte del estado no puede dejar a un lado su responsabilidad de atender primordialmente la protección integral de sus ciudadanos, pero no se debe convertir en su más brutal amenaza a las personas que han cometido un delito, porque tienen los mismos Derechos Humanos que todas las demás personas; por tal razón señores jueces y juezas no abusen del poder, no se olviden que las responsabilidades son compartidas y si se llegare a determinar la violación a los derechos humanos de los ciudadanos juzgados o detenidos injustamente, el estado sería responsable de lo que sus funcionarios hagan o dejen de hacer, pero ustedes también deben responder ante tales actos de injusticia.
Hay muchas personas privadas de libertad con condenas injustas, erróneas o desproporcionadas, simplemente por la tipología de delito que han cometido o porque son victimas de los medios de comunicación, y los jueces y juezas no quieren verse implicados/as en boca venenosa de los medios.
 
Hay que recordar que; La justicia está asociada a la capacidad de razonar ( RAZONAMIENTO JURIDICO Y EMPATICO) , empatía, desarrollo moral , compasión, honradez, imparcialidad, entre otros. “SER JUEZ ES MUCHO MÁS FACIL QUE SER JUSTO”
 
Luis Santos Diz

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?